post

El Bacalao una de nuestras especialidades y el producto estrella en nuestro Restaurante.

Presentamos diferentes estilos de platos con protagonista el Bacalao, un producto que se envuelve de actualidad en varios estilos y formas.

Historia del Bacalao

Se dice que sus inicios se remontan al 1500, al ser descubierto por el portugués Gaspar de Corte Real. De todos modos, hubo que esperar algo más, hasta entrado el siglo XVII, cuando los vascos lo popularizaron en su región y, a continuación, se extendió por todo el país. El hallazgo fue resultado de los viajes que los vascos realizaban a Terranova para perseguir ballenas. De vuelta, traían consigo un botín excepcional, las piezas de bacalao, abiertas y secadas al aire frío del Norte. Durante el siglo XIX, los muelles de Bilbao, sobre todo el de Uribitarte, era un punto estratégico para el comercio de bacalao, de todas clases y procedencia. Por este motivo, también la capital vizcaína fue puntera en establecimientos comerciales y de restauración especializados en este producto, así como en su rica aportación al recetario. El bacalao al pil pil, a la vizcaína, el ajoarriero, en tortilla, la porrusalda o la zurrukutuna pertenecen ya a la cocina tradicional. Sin embargo, los pioneros en la forma definitiva de conservar este pescado fueron los portugueses, que hoy pueden presumir de una de las mejores cocinas de bacalao. Goza del reconocimiento de plato nacional y estrella indiscutible de su gastronomía. Es, el suyo, de excelente calidad, blanco y de espesores que, con frecuencia, superan los 5 o 6 centímetros. A nuestros vecinos debemos la técnica de abrir la pieza recién pescada y ponerlo en sal mientras dura la campaña de pesca. Portugal tiene las condiciones idóneas para secar al sol el bacalao, además de buenas salinas. De nuevo en tierra firme, el pescado será raspado y salado nuevamente para completar su secado antes de la venta, y empaquetado en hatillos de fácil manipulación y transporte. Múltiples ventajas. La popularidad llegó rápido, sobre todo por las múltiples ventajas que comportaba. El bacalao robó plano a los salazones debido a su facilidad de transporte y conservación y también a los secados, por la buena recuperación de la textura de cocción. Así es como se introdujo en las cocinas españolas.

Bacalao a la Muselina

Bacalao a la crema de Rosas

Bacalao a la Miel de flores

Bacalao a la salsa de boletus

Bacalao a la fiesta de sanfaina

Bacalao a crema de castañas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.